Call Us Directly: 520-722-4700

4709 E. Camp Lowell Dr. View Location

Cataracts

Cataract

Your eye works a lot like a camera. Light rays focus through your lens onto the retina, a layer of light-sensitive cells at the back of the eye. Similar to photographic film, the retina allows the image to be “seen” by the brain.

Over time, the lens of our eye can become cloudy, preventing light rays from passing clearly through the lens. The loss of transparency may be so mild that vision is barely affected, or it can be so severe that no shapes or movements are seen—only light and dark. When the lens becomes cloudy enough to obstruct vision to any significant degree, it is called a cataract. Eyeglasses or contact lenses can usually correct slight refractive errors caused by early cataracts, but they cannot sharpen your vision if a severe cataract is present.

The most common cause of cataract is aging. Other causes include trauma, medications such as steroids, systemic diseases such as diabetes, and prolonged exposure to ultraviolet light. Occasionally, babies are born with a cataract.

Cataracts typically develop slowly and progressively, causing a gradual and painless decrease in vision. Other changes you might experience include blurry vision; glare, particularly at night; frequent changes in your eyeglass prescription; a decrease in color intensity; a yellowing of images; and in rare cases, double vision.

As the eye’s natural lens gets harder, farsighted (presbyopic) people, who have difficulty focusing up close, can experience improved near vision and become less dependent on reading glasses. However, nearsighted (myopic) people become more nearsighted, causing a worsening in their distance vision. Some kinds of cataracts affect distance vision more than reading vision. Others affect reading vision more than distance vision.

Reducing your exposure to ultraviolet light by wearing a wide-brimmed hat and sunglasses may reduce your risk for developing a cataract, but once one has developed, there is no cure except to have the cataract surgically removed.

With a routine, outpatient surgical procedure, an ophthalmologist (Eye M.D.) can remove the cataract, making either a small incision (phacoemulsification) or a larger incision (extracapsular extraction). Usually, a synthetic intraocular lens (IOL) is inserted at the time of cataract extraction to replace the focusing power of the natural lens. IOLs can be monovision (fixed-focus for a preset distance) or multifocal, which allows focused vision at many distances. The time to have cataract surgery is when the cataract is affecting your vision enough to interfere with your normal lifestyle.

Cataract surgery is a very successful operation. One and a half million people have this procedure every year in the United States, and 95% have a successful result. As with any surgical procedure, complications can occur during or after surgery, and some are severe enough to limit vision. But in most cases, vision, as well as quality of life, improves.

Catarata

Sus ojos trabajan en forma similar a una cámara fotográfica. Los rayos de luz entran a través de sus lentes hacia la retina, la capa con células sensitivas a la luz en la parte posterior del ojo. Al igual que un rollo de película fotográfica, la retina permite que la imagen sea “vista” por el cerebro.

Con el paso del tiempo, el lente de su ojo puede tornarse nuboso, previniendo que los rayos de luz pasen claramente a través suyo. La pérdida de transparencia puede ser tan mínima que casi no afecta la visión, o tan severa que las formas y los movimientos no pueden verse, solo la luz y la oscuridad. Cuando el lente se torna lo suficientemente nuboso como para obstruir la visión en grado significativo, se le llama catarata. Anteojos o lentes de contacto usualmente pueden corregir leves errores refractivos causados por anteriores cataratas, pero no pueden ayudar a la definición de la visión cuando una catarata está presente.

La causa más común de las cataratas es el envejecimiento. Otras causas incluyen trauma, medicamentos como los esteroides, enfermedades sistémicas como la diabetes, y la prolongada exposición a los rayos ultravioleta. En ocasiones, algunos bebés nacen con cataratas.

Tipicamente, las cataratas se desarrollan lenta y progresivamente, disminuyendo la visión gradualmente y sin dolor. Otros cambios que usted puede experimentar incluyen visión borrosa; halos de luz, particularmente de noche; cambios frecuentes en sus prescripciones de anteojos; disminución de la intensidad de los colores; imágenes amarillentas; y en casos menos frecuentes doble visión.

A medida que el lente natural del ojo se endurece, la gente que no puede ver de cerca (con presbicia o hipermetropía), y que tienen dificultad en enfocar objetos a corta distancia, pueden experimentar mejoría en su visión a corta distancia y depender menos de anteojos para leer. Sin embargo, la gente que no puede ver de lejos (con miopía) pueden desarrollar aún más la miopía, con una visión a distancia empeorada. Algunos tipos de cataratas afectan la visión a distancia más que la visión para leer. Otros afectan la visión para leer más que la visión a distancia.

El uso de sombreros de ala ancha y anteojos de sol para protegerse de los rayos ultravioleta puede reducir el riesgo de desarrollar una catarata, pero una vez desarrollada, no hay cura excepto a por medio de cirugía.

A través de una cirugía ambulatoria de rutina, un oftalmólogo (Medico de ojos) puede remover las cataratas a través de pequeñas incisiones (utilizando facoemulsificación/ultrasonido) o una mayor incisión (extracción extra capsular). Usualmente, un lente intraocular sintético (LIO) es insertado cuando la catarata es extraída para reemplazar el poder de foco del lente natural. Estos lentes intraoculares pueden ser para monovisión (foco fijo para una distancia determinada), o multifocal para permitir un foco de visión a varias distancias. El momento de someterse a la operación de cataratas es cuando la visión es lo suficientemente mala como para interferir en las actividades de la vida diaria.

La cirugía de cataratas es muy exitosa. Un millón y medio de personas se someten a este tipo de operación cada año en los Estados Unidos, con un 95% de éxito. Como en todo tipo de intervención quirúrgica, puede haber complicaciones durante o después de la operación, siendo algunas tan severas que pueden limitar la visión. Pero en la mayoría de los casos, la visión, al igual que la calidad de vida, mejoran.